¿Es posible reinventarse en mitad de una pandemia?