Las grandes empresas llevan años apostando por la eficiencia: el 77% de ellas ya hacía auditorías energéticas