Un proyecto con cerámica española gana los Premios de diseño de Hong Kong 2018